Hoy mi casa es tu casa.
Es casa de padre, es casa de hijo y casa de nieto.
Puedes ver al otro lado de la cara
buscar y encontrar todo
sin desesperarte.

Hoy mi casa es tu casa.
Puedes hojear mis páginas,
tomar mis recuerdos
pasear mis sueños
redescubrir mis esperanzas.

Todos los días son el mismo.

En aquél entonces busqué desesperadamente tu abrazo
y me quedaba con un extraño veneno.
Hoy mi casa es tu casa
y puedo ver al otro lado de la cara.

Siempre deseé ser otra de esas extrañas razones para existir
¿Por qué estar despierto de este lado de la cara?

Dedicado a Edwin Ulises
Domingo 08 de Marzo de 2009 12:28 am

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.